Imperium

Foro de Rol Medieval
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
Por diversos motivos nos hemos mudado de foro link del foro: Cronicas de Dragon Age

Comparte | 
 

 Cuarto movimiento, la mision (parte 2)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Dom Jun 29, 2008 5:19 pm

Locke ando los ultimos metros de trayecto en una oscuridad casi absoluta, incluso con su aguda vision solo lograba ver la silueta de los cascos ennegrecidos de antiguos barcos, undidos en su afan de llegar o huir de Meldavar.
Le costaba andar bajo el agoa, la presion de toneladas y toneladas de oceano sobre su caveza era sobrecojedora, pero no estaba muy prufundo y logro salir del agua sin problemas.

Al emerger, lo primero que vio el tranz fue un terreno pantanoso precedido de una escarpada playa de rocas negruzcas. La llubia arreciaba, pero eso era lo menos importante, lo que contaba es que estaba en Meldavar, en la msima tierra que la armadura negra.... pero no podia tocarla aun, la tentacion era muy poderosa.. pero si intentaba hacerse con la armadura ahora, sin el conocimiento (que esperaba) le otorgaria Nocturnal, seria su perdicion.....

Intentando sacar esos pensamientos de su caveza, centrandose en el dolor del epsiolon en su pecho, eso era lo importante, se dijo, la mison.. y su recompensa...

Empezo a andar, hacia el centro de la isla, hacia el templo oscuro, donde se guarda la armadura. Sentia su presencia cada vez mas fuerte, y de esa sensacions e balia para guiarse.
Pero paso tras paso notaba como su propio poder aumetaba, la oscuridad era el elemento mas poderosos con diferencia en ese lugar, la luz era una intrusa y la esperanza una ilusion.... Era el sitio donde el orijen de su raza se asentaba. La armadura, el ser que le otorgo la vida!!! y el instrumento que le otorgaria el poder....

Y asi fue andando, paso tras paso bajo la insistente lluvia. Preparandose para la mison que deveria llebar a cabo, pero se dio cuenta de que no savia que tenia que hacer, conseguir el libro de las sombras que custodiaba Varak, pero quien seria Varak. Había oido ablar del conde, pero no del custodio del libro de las sombras... tendria que descubrir unas cuantas cosas antes que nada... quiza ese libro tubiera la informacion que buscaba... o quiza Nocturnal queria usarme para conseguirlo, penso Locke, pero esa opcion era poco probable, por que si el ginete oscuro queria algo, solo tenai que ir i cojerlo, y mas aun con el poder que demostro tener sobre los tranz.
Pero Locke ya albergaba una pequeña sospecha de lo que le deparaba el futuro...

//posteo mi llegada al templo yo o lo haces tu? y asi me pongo en situacion//

//Turin: 8XP, yo continuo, solo que tendras que esperar que tengo examen.

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Turin Turambar
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1225
Edad : 32
Localización : Xalapa Veracruz
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Jue Jul 03, 2008 2:06 am

Al fin tras largos dias Locke se encontraba frente a las puertas de Meldabar, la gran muralla negra que envolvia a la ciudad era intimidante e inquebrantable, en sus paredes sientos de estacas ondeaban cadaveres ensartados, algunos ya hechos esqueletos, otros aun frescos.

Se acerco hasta la puerta de la ciudad, no sabia como podria acceder a ella, pero justo cuando iba a recurrir al recuerdo mas basico, tocar fuerte, esta empeso a abrirse; al mirar al la sima noto que los guardias de las torres de a puerta lo habian divisado.

Ante el surgio un Tranz pequeño, probablemente un humano en su otra vida.

Guardian de la ciudad: -Bienvenido hermano de las sombras. La ciudad de la luna oscura te da las bienvenidas. antes de que te permita el libre acceso he de pedirte que me digas a que se debe el motivo de tu visita-

Locke: -Vengo en busca del poder oscuro- respondio locke mientiendo a medias

Guardian de la ciudad: -Claro, todos buscan lo mismo, puedes seguir adelante, si necesitas algun trabajo puedes consultar con el armero que esta a las afueras del castillo-

Locke: -El castillo?, donde se encuentra?-

Guardian de la ciudad: -Lo tienes alli enfrente-

Locke voltio la mirada al centro de la ciudad, frente a el se cercnia el imponente palacio de la ciudad fortaleza, en su centro una gran torre pentagonal se cernia.

Guardian de la ciudad: -La puerta de la derecha a un lado de la entrada al palacio lleva al templo oscuro donde el sacerdote oscuro Varak transmite las enseñanzas oscuras a los recien surgidos y a los paganos (refiriendose indirectamente a Locke). Si tienes alguna otra duda estare alli adentro (señalando un edificio junto a la puerta de la ciudad) que es el cuartel de la guardia de la ciudad-

//Locke42: 6 px//

_________________

Del azul del cielo al negro de la nada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://imperium.foroactivo.eu
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Jue Jul 03, 2008 4:44 pm

A Locke no le gusto el tranz de la entrada, demasiado... civilizado... pero la cuestion es que le había facilitado toda la informacion que necesitaba. Trabajo? penso, no tenia intencion de quedarse tanto tiempo... ya abian pasdo mas de ocho dias... quedaba poco tiempo, el justo para conseguir el libro oscuro de las manos de Varak, se trataba de un sacerdote, los tranz no adoraban mas que al poder de la armadura, con lo que era de suponer que el sacerdotee staria cerca de ella... no lo reconoceria, pero estaba nervioso, nunca se había sentido tan poderoso, y al mismo tiempo apabullado por el inmenso poder de otro ente, la armadura...

Ando por la tatrica ciudad, practicamente en ruinas, la mitad de los edificios no tenian techo, y a gran parte de ellos les faltaba alguna pared. Locke vio muchos tranz, mas que el Ha-Null, pues alli estaban aletargados, aun no habían empezado su nueva vida, mientras que Meldavar era la cuspide de dicha vida... el destino de todos los tranz era acabar cerca de la armadura oscura, y su sed de poder y ansias de destruccion les instaban a poseerla. Pero como ninguno lo había logrado hasta ahora, la mayoria se quedaban alli, esperando...

Los demas apenas le prestaron atencion mientras andaba por las angostas calles en direccion al siempre visible castillo, que se alzaba hasta casi tocar las nubes grises.
Ahora que se fijaba, había dejado de llober, pero el dia seguia siendo oscuro, y la luz del sol apenas bastaba para iluminar el panorama, con lo que Locke ignoraba si era de dia o de noche. Asi que tan solo ando, ando hasta llegar a los pies del castillo, el inponenete muro resultaba inpresionante, las estacas, como en la muralla de la ciudad, parecian proliferar por toda la pared. Y estaba mucho mejor conservada que el resto de la urbe, se notaba que el guardian de la armadura vivia alli...

Locke se dirigio a la puerta que le habían indicado, y manteniendo la guardia alta, entro....

//Turin: 7xp por el post//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Turin Turambar
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1225
Edad : 32
Localización : Xalapa Veracruz
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Vie Jul 04, 2008 12:49 am

Locke se encontro en un largo corredor de escaleras que se introducia mas y mas en el subsuelo, en la entrada 2 guardias cuidaban el paso pero no parecian obstaculizar el paso; asi pues continuo su descenso. Las paredes del corredor estaban adornadas con viejos simbolos, algunos humanos otros tranz que narraban la caida y ascenso de Meldavar como la ciudad de la luna oscura.

Tras un largo descenso Locke logro ver un intensa luz roja y algunas extrañas horaciones provenientes de las inenconfundibles voces electromagneticas de los Tranz ((como saben esto no pueden emitir un sonido puesto que no tienen cuerpo por lo que es su aura la que crea una onda electromagnetica que se persive como un sonido)). Descendio hasta el claustro interior, ante el una extraña seremonia se llevaba a cabo, decenas de tranz horaban extrañas palabras posiblemente estando en trance, frente a ellos un sacerdote Tranz de gran altura sujetaba a una Lizardu desnuda a la cual ya le habia amputado las manos.

Varak: -Madre Azura, permitenos llegar a la profunda oscuridad de tu saber, has nos entrar en la escencia de las sombras..., derramando esta sangre impura te demostramos nuestro ferviente odio y deceos de destruccion, mediente esta sangre llegamos a ti en la oscuridad de tu regazo-

Mientras Varak terminaba de hablar iba cortando pequeños trozos del cuerpo de la lerik que se debatia en convulciones de dolor.

//Locke42: 6 px//

_________________

Del azul del cielo al negro de la nada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://imperium.foroactivo.eu
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Mar Jul 08, 2008 6:33 pm

Locke entro en la estancia, iluminada por un circulo de antorchas, que prollectaban sombras rojizas por doquier. Y en el centro, el circulo de tranz, con el sacerdote y su sacrificio en el centro. El odio emanaba de ellos, que ejercian de catalizadores, canalizando el poder oscuro hacia Varak.
El dolor tambien se podia notar con sorprendente intensidad, la agonia de la lerik impregnaba el aire, el dolor inflamaba el odio y el odio el dolor, desatando una escala da de poder que no tardo en superar a los tranz reunidos, sumiendolos en esa especia de trance semiinconsciente. Todos excepto Varak, que se mantenia impasible, elebando un cantico ininteligible en la estancia. Mientras seguia torturando a la indefensa lerik, procurandole el maximo dolor, pero sin ser el suficinete para que se desmaiara.

Cuando Locke se fijo en la lerik, vio que devia ser atractiba, hacia tiempo que no notaba ese tipo de cosas, su piel azulada tensada por el dolor y salpicada de sangre. Pero cuando sus ojos, rojos como la sangre, le miraron, fue para el tranz como si tubiera piel de nuevo, durnate una fracciond e segundo, solo durnat ese instante, su corazon bolvio a latir, y vio a la lerik que en otra vida amara. Y su expresion era de agonia, dolor... y odio...
Locke callo de espaldas, totalmente traspuesto. Cuando logro bolver a su ser, se odio con fuerza, a si mismo y a la lerik, y a ese lugar maldito que lo devilitaba con su oscuridad.
levanto la mirada, y se encontro con los resplandecientes ojos de Varak, inquisitibos y despectibos, como si se regodease en mid evilidad, como si lo hubiera echo a proposito... maldito! penso.

Se icorporo y se acerco al grupo, el cantico había cesado, y los tranz permanecian quietos, descansando al parecer. pero Varek le miraba, con la lerik a sus pies, aun viva...
Cuando estubo suficientemente cerca, Varek le tendio el cuchillo, que Locke le arrebato con ravia. Agarro el craneo de la lerik, rodeado por una sedosa melena rojiza, y acerco el cuchillo a su cuello, pero dudo. y lebantando el cuchillo le atraveso un ojo, y luego el ptro, entre estertores agonicos de la mujer, y chorros de sangre carmesi... y gritos ahogados... y a Locke le resulto muy agradable, el echizo se había roto... habia superado esa prueba personal... ya no quedaba nada de humano en el, penso.

Asi pues, se giro hacia el sacerdote y sosteniendole la mirada dijo,

- Vengo a por el libro de las sombras.

Y los dos tranz, esnangrentados los dos de cientura para abajo, con el cadaver desprobisto de belleza de la lerik a los pies, y rodeados de tranz menores, agotados por el ritual... Locke estaba en clara inferioridad, pero no se dejaria amedrentar, no estando tan cerca...

//Turin: Demaciado osado xd, ganas 8xp//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Turin Turambar
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1225
Edad : 32
Localización : Xalapa Veracruz
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Miér Jul 09, 2008 10:57 pm

Varak miro fijamente a Locke por unos instantes, *vaya osadia* penso.

Varak: -Jajajajaja, han oido hermanos de las sombras, he aqui alguien que exige el libro sagrado, he aqui un forastero que exige algo que esta mas alla de sus conocimientos, que hemos de responderle-

Fanaticos Tranz: -La madre Azura no perdona! la madre Azura castiga!- Esclamaron los tranz al unisono.

No parecia que fueran a entregarle el libro incluso Varak se estaba burlando de el. En ese justo instante escucho una risa mas entre la muchedumbre pero esta no venia de ningun lado, ese sonido era atemorizante, no era como la voz de Nocturnal que provocaban intimidacion ante su eminente poder, sino esta era diferente, provocaba miedo por si misma.

Varak: -El no permitira que te lo lleves-

Locke estaba algo confundido, al gente seguia gritando, aquella risa se intensificaba en su cabeza y Varak empesaba a decir cosas que no tenian sentido para el.

Varak: -Tu unica oportunidad es que ella tenga tu favor, pero la madre no piensa en sus hijos, la madre solo desea que nuestras almas sufran eternamente. Marchate forastero, este lugar no es para un impuro-

Trans Fanaticos: -Regresa a tus tierras impuro, marchate y no vuelvas!-

//Locke42: 8 px//

_________________

Del azul del cielo al negro de la nada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://imperium.foroactivo.eu
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Lun Jul 14, 2008 3:45 pm

Locke se quedo petrificado por un segundo, sin oir las risas y burlas de los tranz... había oido algo mas, una voz agena a los tranz... no, no era un tranz, pero a la vez era parte de lo que los tranz eran... era aterradora, un miedo irracional, como en una pesadilla...

Citación :
...MARCHATE AHORA LOCKE Y TEN CUIDADO CON LAS PESADILLAS...

Eran palabras de nocturnal, el caballero oscuro... el señor de las tinieblas.

Locke bajó la caveza, concentrandose en recordar. Cosa que Varak interpreto como una señal de rendicion, y su risa se hizo mas intensa, satisfecho ante la aparente derrota de Locke.
Pero cuando este lebanto la cabeza y sus ojos se cruzaron, no era derrota lo que brillaba en ellos, sino determinacion y entendimiento. El sacerdote se quedo parado por un segundo, sorprendido. Y los demas tranz callaron de repente, al advertir el subito cambio en el ambiente.

- Malacath, señor de las pesadillas -hizo una pausa, y la risa que no pertenecia a ninguno de ellos bolvio a sonar, clara esta vez, y mucho ams aterradora. Pero Locke se mantubo firme (no sin esfuerzo) pues ese terror era parte de su ser. -Como puedo combencer a tu subdito de que soy merecedor del libro de las sombras, y no un mero truan -dijo mirando por encima de Varak, como si el no existiera, y dirigiendose directamente a las sombras que prollectaba la oscilante luz de las antorchas.

Dichas sombras cobraron forma sutilemnte, formando un humanoide alto vestido con una tunica oscura, radiaba poder, poder y miedo, terror de echo.
Los demas tranz parecieron retroceder, incluso Varak dio un pequeño paso atras sorprendido. Pero no Locke, el se quedo firme, no por que no tubiera miedo, al contrario tenia tanto o mas miedo que los demas, pero el se lo esperaba, y había podido hacer acopio de fuerzas y prepararse.

Y por sus adentros, por debajo del miedo ensordecedor, solo podia pensar: quien es la amdre Azura?....

//si etsa mal lo borras pero estoi bastante combencido XDD//


//Turin: 7xp//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Turin Turambar
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1225
Edad : 32
Localización : Xalapa Veracruz
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Mar Jul 15, 2008 1:39 am

//No pensaba meterlo tan pronto pero bueno//

El lugar se torno aun mas oscuro, las llamas de los candelabros tomaron un tono verdoso. un oscilante andar de columnas de humo iluminadas por la luz de los candelabros daban un autenco aspecto impactante a Malacath, pero Locke ya se esperaba algo asi, habia estado frente a Nocturnal y sabia lo que era estar frente a uno de los 4.

Tras Locke todos los Tranz se encontraban arrodillados ante la inminente precencia de Malacath, incluso Varak.
Malacath, lo miro fijamente, o al menos eso creia pues a pesar de no poder ver su rostro sentia su fria mirada sobre el.

Malacath: -Y que te hace pensar que me interesan tus lloriqueos mortal, acaso crees que eres lo suficientemente importante como para que uno de los 4 le preste atencion a tus peticiones- Por un momento Malacath desaparecio, pero pronto Locke escucho su voz en el otro extremo de la habitacion. -Regresa con tu amo y dile que si decea divertirse solo tiene que venir a verme y yo le dare unos divertidos sueños- Locke observaba como las nubes de humo se desvanecian y surgian mientras el se dezplasaba de un lado a otro. Malacath era como una sombra en una pesadilla, aquellas que se mueven de forma extraña, mitad sombra mitad humo.

Locke: -No puedo marcharme sin ese libro-

Malacath: -Asi que no puedes, eso es una verdadera lastima, creo que tendre que ser mas persuasivo-

Malacath empezo a pronunciar usa serie de extrañas palabras, Locke temiendo un repentino ataque magico se praparo para rechazarlo, pero este nunca llego. Poco a poco Locke fue sintiendo como su cuerpo etereo perdia consistencia, entonces se vio a sis mismo en la pura escencia de os Tranz, una sombra incorporia, una sombra que vaga por la eternidad de los confines del supramundo fuera del contacto con la realidad existente en Hiperion. Mientras caia en una especie de ilucion y perdia el control de si mismo escucho una vreve conversacion entre Varak y Malacath.

Varak: Por que no lo ha matado maestro-

Malacath: -Por que no hace falta, asi se divertira mas. Y ademas, no debemos profanar el santuario de Azura-


Locke sintio que vagaba sin rumpo por la enternidad infinita del vacio, no habia nada a su alrededor y a la vez lo estaba todo, imagenes, sueños sufrimientos, lograba percibir todas las emociones de los seres del muendo mientras vagaba en el supramundo, pero ellos no estaban alli el estaba solo, o al menos eso creyo hasta que los vio. Junta al habia un par de formas extrañas que parecian ser pequeños humanoides azulados de piel metalica, pero esta parecia ser liquida pues se desplazaba en sus interior como contenida en un recipiente de vidrio, de sus cuerpos emanaba una gran cantidad de ondas de energia; ellos sltaban de un lado a otro y jugueteaban a su alrededor.

Ente1: -El te ha traido aqui?-
Ente2: -Si, el te ha traido aqui-

Locke: -Quienes... que son ustedes?-

Ente1: -Que soy yo?-
Ente2: -Somos los vagabundos, o almenos a si se nos ha conocido desde el principio de los tiempos-
Ente1: -Lo somos?-

Locke: -Que hago aqui-

Ente1: -El te ha traido aqui?-
Ente2: -Si, el te ha traido aqui-
Ente1: -El ya viene, recuerda que tu controlas tu sueño Locke-

Locke: -Como...?- En ese instante una gran fuerza lo jalo y lo llevo a otro nivel del supramundo. Se encontro solo en un valle, alli estaba ella tal como la recordaba, igual de bella que siempre y alli estaba el con su antigua existencia. Estaban solos los dos en aquel lugar eterno y bello, ahora podrian ser felices. Ella lo miro fijamente y le decia que lo habia extrañado mientras lo besaba, un beso eterno que pudo haber durado milenios, el jamas lo sabria, el tiempo en el supramundo se mueve de estrañas formas. Sintio despues de muchos años aquella sensacion magica y pura que le arrancaba a existencia y lo llevaba hasta la eternidad del significado de la vida, habia sentido su amor de nuevo.
Locke la miro fijamente, ella sangraba, su cuerpo parecia desplomarse presa del terror, sus ojos le habian sido arrancados; locke la tomo en sus brazos mientras ella caia y noto que habia vuelto a su armadura y esta quemaba la piel de ella que presa del dolor intentaba escapar de él. Ailiana llacia moribunda en el suelo, el lugar se habia tornado oscuro, cadaveres llacian por doquier, Locke pudo observar en ellos el rostro de todos aquellos aquienes el habia quitado la vida. ¿Por que lo has hecho? le pregunto ella, ¿Por que me has hecho esto a mi?, locke miro el vientre de Ailiana y vio como este se encontraba cersenado, en su interior una pequeña creatura agusanada y carcomida luchaba por salir de su interior.
Ailiana: -Ayudala, aun estas a tiempo de ayudarla-
Locke perdio el control por completo y emitio un gran grito mezcla de ira y dolor.


Se encontro en la costa junto al mar, a lo lejos al este podia ver las grandes Murallas de Meldavar, se encontraba en el puerto, parecia que lo habian arrojado alli creyendo que jamas despertaria.

Locke *Ayudala, aun estas a tiempo de ayudarla*, -Jajajajajaja, creer, que eso me haria caer-

Locke se levanto del suelo arenoso de la costa y sacudio su armadura. Su mision aun no terminaba, debia conseguir a como diera lugar ese libro y al parecer invocar de nuevo a uno de los 4 no seria nada productivo, enfrentar a Varak y sus fanaticos subditos seria demaciado peligroso, deberia encontrar alguna forma de hacerse con el; el tiempo apremiaba, si se tardaba demaciado no le daria tiempo de regresar hasta Nocturnal.

//Locke42: 9 px... m.. plan B XD//

_________________

Del azul del cielo al negro de la nada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://imperium.foroactivo.eu
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Miér Jul 16, 2008 5:34 pm

Locke se incorporo, aun con el rostro de Ailiana grabado en su memoria. Maldito Malacath, lo había subestimado. el mismo la había matado, y eso cuando aun la amaba, que le hacia pensar que ahora funcionaria. El tranz rio con ganas, en medio de la playa, solo.

Contempllo su alrededor, la luz era minima, devia ser de noche... eso significaba que ya llebaba 9 dias de viaje... solo 11 antes de morir...
contemplo el epsilon que nocturnal le había implantado... dolia...

Se lebanto, con el fuego brillando en sus ojos, ahora estaba muy enfadado. Le estaban haciendo perder el tiempo con estupideces y rodeos sin sentido. Deveria estar comandano ejercitos y condenando al pueblo de hiperion, no andando de un lado a otro cual peonza.
Se dio cuenta de que al aire a su alrededor chispeaba, con pequeños rallos azulados que partian de su carcasa al suelo. Inetnto relajarse, pero realmente estaba decidido, lo había probado por las buenas, ahora seria por las malas...

En la playa solo quedo un pequeño crater alli donde la arena de había fundido por el calor, y enegrecido mas de lo normal. Y Locke abanzo campo a traves hasta llegar a las murallas de la fortaleza.
Contemplo el macabro espectaculo de estacas y esqueletos ensangrentados, era un buen reclamo para cuervos, y aseguraba que el enemigo se amedrentara y hullese aterrado. Pero nadie penso que el enemigo en cuestion fuera un tranz.
Valiendose de las resistentes estacas, Locke fue escalando la muralla, una mancha negra sobre la piedra tambien negra, nadie lo vio. Y entre cuervos y restos mortales, fue avanzando, lenta pero ininterrumpidamente. El olor putrefacto inundaba su sentido del olfato, pero no le era desagradable, pocas cosas lo eran.
Hasta que al fin, amparado por la perpetua oscuridad nocturna, Locke llego a la cima. y vio el castillo negro a lo lejos, ese era su objetivo.

Y asi avanzo por la cima de la muralla, esquibando con facilidad a la guardia que la patrullaba, pues ellos vigilaban el exterior, nadie se sorprendoia de ver un tranz entre los muros de Meldavar.
Al final llego a un aparte de la muralla que estaba a menos de 15 pasos del castillo. En las ventanas de este, se veia alguna que otra antorcha, Locke se dirigio a las que estaban a oscuras, y salto. Salto el espacio vacio que quedaba entre los muros de la muralla y los del castillo. Y cuando choco contra la pared, se agarro como pudo a una ventana, deslizandose al ointerior de esta.

Al no ver ningun guardia siguio adelante, esquibando con abilidad a los guardias, pero de nuevo, nadie esperaba un ataque por el momento.
Descendio todo lo que pudo, buscando alguna entrada al templo y a las estancias de Varak, pues el libro tenia que estar en uno de esos sitios. Pero no descuido la guardia, pues no queria encontrarse con el conde Volta, ni con Malakath, quienes sin duda lo descuartizarian si llegaban a encontarlo...

//busco busco... que encuentro??//

//Turin: 7xp, he de responder mas tarde//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Turin Turambar
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1225
Edad : 32
Localización : Xalapa Veracruz
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Jue Jul 24, 2008 12:42 am

los subterraneos de la foraleza parecian un laberinto, y Locke no lograba distinguir salida alguna ni alguna pista de la ubicacion del templo o de las habitaciones de Varak.

Tras un largo tramo recorrido se encontro con dos guardias que custodiaban una gran puerta, Locke alcanzo a escuchar como uno estos le comunicaba a un tercero que Varak ya se encontraba en el interior de sus habitaciones por lo que era hora de redoblar la vigilancia an el templo.

Locke no es estaba seguro de donde podria estar el tomo, Varak podria tenerlo con el pero a la vez podria estar aun en el templo y eso explicaria de cierto modo que se redoblara la vigilancia.

//Locke42: 3 px//

_________________

Del azul del cielo al negro de la nada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://imperium.foroactivo.eu
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Jue Jul 24, 2008 3:23 am

si redoblan la vigilancia es de suponer que algo balioso abra, y lo unico de valor que vi cuando estube alli fue el libro... Aunque en el templo quiza estubiera el caballero oscuro, y eso era un problema, aunque un problema de igual envergadura que enfrentarse a Varak...

Asi que Locke se escondio tan bien como pudo y siguio a los guardias, en direccion al templo, deseando que Malacath no estubiera ya.

Maldito nocturnal... se le acababa el tiempo, y la marca cada vez dolia mas.

Al fin llego a las puertas interiores del templo, en la puerta había dos guardia, devia evitarlos, pero como... Podria derrotarlos en combate, seguramente, pero no le interesaba armar escandalo, ademas podria ser que no fueran guardias normales.
Asi pues, se cubrio con las sombras y aciendose practicamente invisible ((cosa que puedo hacer de verdad xD)) cruzo el umbral por entre los guardias, en total silencio y con cautela extrema.
Y alli, en el centro del templo, vio el libro que buscaba. Al fin! se dijo.
Comprobo que no hubiera nadie mirando el libro, todos los guardias protegian les entradas, no las salidas. Tambien intento notar a Malacath pero por suerte le parecio que no estaba alli.
Y ahora si, cojio el libro..

//si el libro no esta aqui, di que me e confundido xD//
//ahora es cuando Turin me mata...//


//Turin: 4xp//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Turin Turambar
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1225
Edad : 32
Localización : Xalapa Veracruz
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Lun Jul 28, 2008 4:23 pm

Locke se habia hecho con el libro, pero se encontraba en el interior del santurio y debia de encontrar la forma de regresar al puerto y salir de la isla lo antes posible. Sabia que Varak ya debia estar despiero pues su escencia estaba atada al libro al igual que Malacath y este era el que mas le preocupa, pues al parecer podia moverse atravez del supramundo.

Habia ruidos en el exterior la ciudad empezaba a movilizarse en sus busqueda, el tiempo estaba en su contra. Intento abrir el libro en busca de alguna informacion de ayuda pero se tomo con un gran problema, este no podia abrirse, al parecer un hechizo lo protegia.

Nocturnal no se lo habia pedido abierto asi quiza esto no importaba, pero su contenido le intrigaba.

//Locke42: 5 px//

_________________

Del azul del cielo al negro de la nada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://imperium.foroactivo.eu
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Mar Jul 29, 2008 3:41 pm

La oscuridad se lleno de sonidos poco despues de cojer el libro, y supo por el vinculo de Varak con el libro, que el sacerdote se había perctado del robo, y que había movilizado a todo tranz disponible en la zona.

Oyo pasos acercandos e a la sala a oscuras, tenia que ser rapido. Salto hacia la apred en que se ayaba la puerta, escondiendose en un ricon en sombras, y usando su propio poder para rodearse de estas. Y cuando oyo los metalicos pasos vajo la puerta, uso todo su poder en un aexplosion de sombras que derrumbo la puerta de piedra y parte del techo, sepultando a los tranz.
Locke sakto y escalo por las ruinas de la pared, y subio asi al piso superior.

Estaba en un largo pasillo sin antorchas, por las ventanas sin cristal entraba una tenue llovizna, junto con la mortecina luz de Meldavar.
Miro por la ventana mas cercan, y se arepintio en seguida. La ciudadela estaba lacrada en negro, por los centenares de armaduras que cruzaban sus calles, dirigiendose al castillo. Locke se aparto ens eguida, la calle no era una opcion pues.
Siguio avbanzando, agachado para que no lo vieran desde abajo.

Al cruzar ante un pasillo vio un grupod e tranz que se diriguian hacia el, sin prestarles mas atencion Locke echo a correr con presteza, hasta llegar a unas escaleras ascendientes. Las subio zombando, sus pies agrietaban las viejas piedras de los escalones en su brutal carrera. Los perseguidores se oian cerca, pero eran muchos y se entorpecian mutuamente, baliendos ede eso, Locke seninterno en los pazadizos y puertasmas estrechos que encontro. Rompiendo alguna que otra puerta de madera que le barrara el paso sin reducir la carrera.
Había conseguido llebarles cierta ventaja en el escaso minuto de persecucion, pero si se detenia ahora lo alcanzarian an seguida, no era suficiente...
Entonces vio la escalera que subia otro piso ante el, al final de un pasadizo, pero ante ella, al lado de una de las ventanas, había un guardia, armado con una negra alabarda en ristre, apountandole. Al ver que Locke no vajaba el ritmo, y se ablanzaba sobre el, el tranz se planto firme en el suelo, agarrando la alabarda con las dos manos contra el cuerpo, de modo que si Locke no paraba, se empalaria en ella.
Pero Locke no decelero en absoluto, siguio abanzando, hasta que le alabarda impacto conta su artmadura, atravesandola de par a par, tal era su velocidad. Pero el intruso no paro, y siguio abanzando, tan rapido mcomo pudo, deslizandose por el mango de la alabarda asta llegar al sorprendodo guardia, lo cojo por los ombros y usando toda su fuerza lo arrojo por la ventan, el tranz, sorprendido, apenas si tubo tiempo de proferir una maldicion augada antes de precipitase al vacio llubioso.
Locke, siempre con el libro robado bajo el brazo, se arranco el arma por el otro extremo, y la arojo al suelo, estaba herido, pero sanaria. El problema es que había gastado un tiempo precioso en la lucha, y los tranz que lo perseguian ya estaban cerca. Se giro y los vio aparecer, espadas en mano, corriendo acia el. Locke uso un gran poder pese a su estado de devilidad, haciendo estallar el suelo y parte de la pared ente si. Los tranz pararon en seco, pese a lo cual un para calleron al piso inferior. Y Locke apunto estubo de resbalar hacia su propia trampa.
La llubia arreciaba por el agujero, mojando a Locke y a sus perseguidores, inmoviles ambos, esperando el movimiento del otro.

Un rayo curo el cielo, cegandolos por un momento, instante en que Locke echo a correr escaleras arriba, los tranz que le querian dar muerte no tardaron en reaccionar, y Locke sintio que una flecha se le clababa en la espalda, al tiempo que un par mas rebotaban contra los muros de piedra a su lado. Un rayo de oscuridad le paso zumbando por encima de la caveza, haciendo notar su calor, y fie a estrellarse contra el techo de las escaleras, Locke tubo que hacer una pirueta hasrto complicada en su estado para esquibar las piedras que cayeron.

Pero al fin llego a la cima, y consiguio llegar a otra escalera, que conducia a la parte mas alta del castillo. Desde alli accedio al tejado y atranco la puerta, esperando retrasar ni que fuera unos segundos a sus perseguidores.
La llubia le impedia ver muy lejos, pero podia ver perfetamente los limites cubiertos de pinchos del castillo. El se ayaba en una de las altas torres, y por suerte, en una de las mas cercanas a la muralla, que se extendia a unos 50 pies bajo suyo, repleta de armaduras negras, que escrutaban las mvenatnas del castillo sin resultado.

Locke calculo que un salto a la muralla tenai muchos numeros de slir mal, pue ssi fayaba por poco que fuera se precipitaria al vacio.
Pero entonces vio lo que llebaba temiendo desde que empezo la fuga, del centro de la torre, en el suelo, las sombras se condensaron y elevaron en espiral, formando al señor de las pesadillas Malacath...
Locke cayo de rodillas ante la profunda mirada del Kyris, con el libro agarrado fuertemente entre los dos brazos.

-As llegado lejos, pero aqui se acaba tu viaje. Nunca saldras de Meldavar!!


Y las sombras envolvieron al tranz, y al apartarse, la luz lo cego, pero por poco tiempo, pues bolvia a ser humano, un ser vivo y de luz. Ailiana estaba cerca de el, enselandole los rudimentos de la magia. Hacia tanto tiempo de eso... que casi lo había olvidado, había olvidado que fue feliz alguna vez...

-NO


Era falso, todo era falso... pero la cara de la lerik lo miraba inquisitiba y cariñosa, con esa ausencia en los ojos que siempre le cautibaba...
Pero no hera real, lo que sentia no hera amor, sino en recuerdo del amor. No podia dejarse dominar, pues si lo hacia moriria sin remedio.
Pero a la luz del sol era tan bella...
Se acerco a ella, le acaricio la mejilla, gesto que ella correspondio, y le acaricio el cuello, acercando ambas manos, y apreto con fuerza. Los ojos azul profundo de ella lo escrutaron horrorizados, preguntandole por que le hacia eso. Pero era tarde, ya comnocia los trucos del amo de las pesadillas, no lo engañarian tan facilmente de nuevo.

Pero cuando el cuello de su difunta amada se quebro, la escena cambio, en un parpadeo se ayaban ante las puertas de Ha-nul, la ciudad de las sombras, con centenares de ojos a sus espaldas, obserbandolo, y los de ella enfrente suyo, desafiantes y tristes, sobretodo tristes.
Entonces su cuerpo empezo a moverse solo, atacando a Ailiana con poderosos conjuros, y ella respondia, y lucharon y lucharon, y Locke no podia parar, no podia hacer nada... y no queria matarla, nunca quiso, ni ahora, siendo un ser de las sombras queria hacerlo... êro se dio cuenta de que realmente ya no le importaba si moria o no... ya no le importaba... su amor, su vida...

-YA NO ME IMPORTAN!!!


Y las sombras se didiparon en torno a ese grito, y Locke se encontro encima de la torre del castillo de Meldavar, rodeado de espinos y llubia feroz. Sostenia el libro de las sombras ate si, interponiendolo entre el y Malacath. Tan vez fue siu poder el que le había ayudado a liverarse, pero no penso mucho en ello.
Se levanto tan rapido como pudo, la marca de Nocturnal le escocia horrores, y aprobechando el momento de sorpresa del Kirrys salto de la torre en direccion a la muraya, sin pensarlo, pues era la unica opcion de salir de alli vivo.

Volo vajo la lluvia hasta aterrizar sobre un par de sorprendidos tranz, y rodeado de ellos se levanto, trastabillando y tanteando el terreno con la mano libre, uso su escaso y maltrecho poder, para hacer saltar en pedazos a todo lo que le rodeaba, liberando el camino. Pero los tranz no tardaronb en replagarse sobre el, y una veintena de los centenares que había en la muraya se abalanzaron sobre el, pero Locke se arrastro hasta el vorde de piedra y salto, reboto contra una de las barra sd ehierro y quebro una de madrea, arojado barios cadaveres putrefactos al vacio.
Pero al final logro caer. Y se estello contra el suelo con un quejido aogado. Y yacio alli, practicamente inconsciente.

-Venga... nuevete... maldita sea muevete!! -susurro cone sfuerzo a si mismo.

Devia lograrlo, si no, de que habria servido todo, tenia que lograrlo.

Se dio la buelta y se arrastro un par de metros, las flechas enpezaron a silvar a su alrededor, labandos een el suelo mojado. Locke vio el rio, que cruzaba la ciudad y desenbocaba al mar, y se arrastro pesadamente hacia el, el libro era de piel y ademas hechizado, resistiria el agua.
Una flecha se le clabo en la pierna, un par en la espalda, pero al fin logro internarse en el rio. Y se arrastro por el lecho de este en direccion al amplio mar...

//Turin: 10xp, ahora respondo//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Turin Turambar
Admin
Admin
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1225
Edad : 32
Localización : Xalapa Veracruz
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Sáb Ago 02, 2008 11:47 am

La oscuridad lo envolvio de nuevo, se encontraba vagando por la eterna oscuridad, no habia nada, nada en absoluto... solo oscuridad. Locke sintio que habian pasado dias, quiza meses; fue entonces cuando empenzo a temer que Malacath lo hubiera aprisionado, aprisionado por toda la eternidad.

En cieto momento los vio de nuevo, jugando entre el vacio del supramundo, aquellas entes extrañas que habitaban en el vacio.

Ente1: Aqui de nuevo Locke?-

Locke: -Como saben quien soy?-

Ente2: -Tu nos lo has dicho-

Ente 1: Si, tu nos lo has dicho-

Locke: -Que rayos tratan de decir con eso?-

Ente1: -Locke ya ha estado aqui antes, ya nos lo has dicho, y tambien lo haras despues-

Ente3: -Ahora debes marcharte aun tienes cosas que hacer en el mundo de la realidad-

Locke: -No se como salir, llevo mucho tiempo aqui sin encontrar una salida-

Ente1: Y no la encontraras nunca, no hay salida de la nada-

Ente3: -La unica salida eres tu mismo, el señor de las pesadillas solo domina los sueños, el no tiene poder en el supramundo-

Ente2: -Solo tienes que regresar, estar seguro de que deceas regresar-

Locke: -Que les hace pensar que no es lo que mas deceo-
En ese momento una gran fuerza lo jalo, como si un inmenso tornado se lo tragara y lo llevara por disitintos caminos, era la primera vez que hacia el viaje conciente, pudo el fluir del tiempo y las dimenciones. En cierto momento vio al caballero oscuro y este lo miraba a el, la imagen se esfumo y en ese instante regreso.

Estaba de nuevo en la costa, cerca del puerto en la desembocadura del rio, temio que hubiera ocurrido lo mismo de la vez pasada, pero no era asi, el libro de las sombras estaba a su lado, debia salir de la isla lo antes posible, ya deberian estar buscandolo.

//Locke42: 9 px//

_________________

Del azul del cielo al negro de la nada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://imperium.foroactivo.eu
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Dom Ago 03, 2008 7:50 pm

Locke se incorporo con la arena negra asta los tovillos, no tenia mucho tiempo, había perdido la cuanta de los dias que llebaba en esa isla, pero sospechaba que no le quedaba mas de una semana para bolver con Nocturnal. Y no había nongun barco disponible, el mueye se erguia mediuo en ruinas a menos de un quilometro de su posicion, podia verlo, y estaba desierto.
No podia perder tiempo, aun lo seguian, asi que empezo a andar contra las olas, sumergiendose en el oscuro mar.

La luz no tardo a desaparecer, epro solo devia seguir andando, lo mas rapido que podia, casi corriendo, tanto comos e lo permitia la resistencia del agua y su matrecho cuerpo, que se recuperaba veloz de heridas mortales.

Corrio y corrio, la monotomia de oscuridad perpetua no tardo en acerse rutinaria, y sin percatarse del paso del tiempo, Locke siguio adelante. Hasta que un dia, un destello de luz dorada ilumino su el agua con los reflejos del sol del mediodia. Y Locke emergio, se trataba de una gran isla, muy a lo lejors podia distinguirse un gran volcan, coronado por nuves y humo, seguramente estaba activo... Rell.
Bien, el tranz no tardo en divisar una ciudad a lo lejos, no savia cuanto le quedaba, por lo que corrio hacia ella tan rapido como pudo, cosa facil despues de tanto tiempo sumergido.

El epsilon de Nocturnal le dolia cada vez mas, cuando el dolor fuera insoportable sabria que era tarde.
Pero aun quedaba tiempo, con el libro robado bajo los brazos siguio adelante, siempre adelante. En la ciudad everia haber barcos libres, tenia que aberlos...


//Turin: 7xp. Te toca seguir, toma encuenta que si pones algo sencillo puedo undirte el barco XD.//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Jue Ago 07, 2008 4:14 am

Locke se adentro en la ciudad al alba, reduciendo su velocidad y ocultandos en una destrozada capa que ya no podia ocultar todo su cuerpo, dandole el aspecto de un guerrero mendigo. La gente se apartaba de su paso, pues era obbia su identidad y aunque por esas tierras era mas frecuentre ver a los malditos bagar, pocos ebtraban asi en las ciudades humanas.

Antes de que Locke lograra llegar al puerto, una pareja de guardias le corto el paso.

-Alto ai sombra de Meldavar. Que te impulsa a adentrarte en rell, donde la presencia de los tuyos es proibida.

Locke suspiro, no tenia tiempo para eso...

-Solo vengo en busa de transporte, un barco que me llebe al continente. Yebadme hasta uno.
-ordeno, sin demasiadas esperanzas.

Los soldados se enarbharon, y siguieron apuntandolo con sendas lanzas, al tiampo que uno de ellos hacia sonar un silbato.

-Bastardo, como te atrebes a darnos ordenes! Rindete pacificamente y tendras una muerte rapida!

En menos de treinta segundos Locke estubo rodeado por delante y por detras por una dozena de guardias.
Las paredes de los edificios adyacentes empezaron a temblar, los guardias se miraban entre si, inquietos, locke estaba furioso. Con el libro bajo ekl brazo empezo a elevarse del suelo, rodeado por rayos oscuros y torrentes de energia descontrolada que en ocasionbes alcanzaban la punta de la lanza de algun guardia.

-Imbeciles!! No sabeis con quiien estais ablando! Soy Locke el oscuro!
-El nombre no parecia decirle nada a los humanos cosa que enfurecio mas al tranz.

Lebanto una mano en direcion a la pared mas cercana, y el edificio entero exploto, derrumbando escombros poor toda la caye, y sepultando a unos cuantos soldados.

-Preparadme un barco o druire al ciudad entera!!

La mayoiria de los guardias arrojaron las armas, pero unos cinco consiguieron manmtener la compostura, y tras unas cuantas ordenes susurradas unos cuantos salieron en direccion al puerto.

Bien, penso Locke mas calmado, descendiendo de nuevo al suelo, el epsilon le dolia a orrores....

//Turin: 8xp, bien, consigiues el barvo, continua tu narracion pues no tengo nada que agregar por el momento//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Vie Ago 08, 2008 1:09 pm

Locke se dirigio hacia el puerto sin que los soldado0s opusieran resistencia alguna, noto que lo seguian de lejos, vigilandolo desde la seguridad de la distancia. Necios, podria matarlos aun a esa distancia.
Pero siguio andando, se sentia devil y no podia pensar con claridad, quedaban pocos dias, podia sentirlo...

Cuando diviso el mar se detubo y escrutando el puerto pregunto con voz alta y potente por el barco que le habían prometido.
Un aterrado humano con capa roja se le acerco, era loable la manera como mantenia la compostura pese a temer por su vida de ese modo.

-El barco le espera, rogamos que se vaya rapido y nunca vuelba...

Su voz era firme, aunque su mirada erratica le delataba.

-No tengo intencion de delorarme, y cuando buelva, algun dia, sere clemente con bosotros. -Os ayudare a superar todos los problemas de esta vida...

Y asi fue como el tranz zarpo, con el libro de las sombras bajo el brazo, en un pequeño pero veloz barco, tripulado por no mas de diez marineros, que como de costumbre, intentaban acerle el menor caso posible.

Y con el viento faborable Calculaban que llegarin a la costa en menos de dos dias. Ya faltaba poco...

//Turin: Respondere mas tarde, 7xp//

_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Locke42
Ocultista
Ocultista
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 585
Edad : 28
Localización : m... lo olvide...
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   Miér Mar 11, 2009 3:33 pm


_________________

El inicio, el origen...
A través de los siglos, la humanidad ha probado muchas formas de combatir las fuerzas del mal... oración, ayuno, buenas obras y todo eso. Hasta que llegó Doom, nadie parecía haber pensado en la escopeta de doble cañón. Traga plomo ardiente, demonio...

-- Terry Pratchett,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://wccomics.blogspot.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cuarto movimiento, la mision (parte 2)   

Volver arriba Ir abajo
 
Cuarto movimiento, la mision (parte 2)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» para una mision de espionaje
» Titanes, villanos, antihéroes, historias, lo que ustedes elijan para ayudarnos, únanse!!^^ (Y si no saben que hacer, aki no falta espacio, pueden ser parte del movimiento "EL REGRESO DE LOS TITANES"!!!) TODO SE NECESITA
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» Harry Potter 7 las reliquias de la muerte 1 parte (2010) Dvdrip Latino (Aventura)
» [The Moon Knights] Segunda parte

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Imperium :: Los 9 Dominios :: Sacro :: Meldavar-
Cambiar a: